El rancho de silobolsa, que albergaba a tres personas, ya no existe más!!!

Sharing is caring!

En su reemplazo hay una hermosa casa de barro, sólida y calentita, que todavía no está terminada, pero que es un palacio en comparación a lo que había antes.

Los corazones se llenan de alegría. Esto ocurrió gracias a Efecto Mariposa, pero fundamentalmente gracias a vos, a vos y a vos, que cuando los convocamos respondieron de modo solidario y amoroso con sus donaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.